Pintando mi patria.

Debía pintar letras verdes en un lienzo de volcanes activos, entonar himnos soberanos donde brille hermosa la patria, en el amanecer triunfal de un sol furioso con el poder del canto del guardabarranco.

“Yo debería pintar nubes blancas” en las copas del madroño que arropa las frías madrugadas enmacuanadas de los amantes nicaragüenses, endulzando los abrazos equiláteros en un tiempo intenso al vuelo del viento que lleva el humo de las tasas de café del pueblo en lucha.

Sí, tierra mía bendita, parida de lagos y volcanes, me pintaste el alma con el azul y con el blanco.

Obviándome el opio rojo de las masas que ejecutan cantos de guerra elevados de odio y conflictos de hermano contra hermano.

­            ¬Alma mía agobiada, violada, quejumbrosa, desaparecida, endúlzate embriagada del aroma del Xacunxochilt. ¡Invítame a contemplar la negra cabellera de su pabellón pintado en flor, honrando a los hermanos y hermanas que duermen soñando con un lienzo puro bajo un cielo perfecto sin escuchar rugir más el cañón y brille en el gorro frigio al fin la paz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s