20/04

Escrito por: Kuto.

Tenía 18 años en aquel entonces ahora tengo 20 ya cumplidos, pero en mi mente sigue siendo abril, aún puedo oler el plomo y a lo largo el gas pimienta, Esta es mi historia:

Me acuerdo que el 19 de abril (creo que era un jueves o viernes) llegué a mi casa después del entrenamiento con mi equipo de rugby y pues admito que no sabía nada de la situación, hasta que un amigo de infancia me metió a un grupo dónde la mayoría eran chavalos, ahí empezaron a hablar sobre cómo la policía golpeaba a la gente y las turbas hacían lo que querían, también, sobre la reforma y empezamos a dar nuestras perspectiva, a eso de las 2 de la mañana nos mandan fotos del primer muerto Darwin Urbina, créanme que en ese momento la piel se me estremeció y sentí náuseas. Ahí nos dimos cuenta que Ortega iba con todo contra nosotros, los de libre albedrío de adoctrinamiento, los jóvenes de abril.

Al día siguiente era 20 de abril, me levanté temprano a eso de las 7 de la mañana, me levanté con mucho miedo porque iba a ir con unos amigos a la UNI a la protesta. Me acuerdo que llevaba una máscara, un short, una camiseta naranja, un suéter del macho ratón y mi miedo. Antes de salir abracé a mi mama y sentía que la voz se me quebraba y sólo le dije “Mama tengo que ir a ayudar a los muchachos, no los puedo dejar morir solos” mi mama cómo toda mama estaba preocupada y con miedo de lo que podía pasar ese día.

Salí de mi casa a eso de las 8:30 am y cómo a las 9:10 am, estaba ya en la Catedral de Managua. Ese era el centro de concentración de víveres y de ahí íbamos a salir en grupos para la UNI. Mi amigo que se llamaba DOM y yo nos acercamos a un médico y le preguntamos en qué podíamos ayudar y él nos dijo: “lleven esas botellas de agua y bicarbonato” luego de haber metido todo eso a la mochila salimos marchando con la frente en alto y el pecho lleno de orgullo mientras cantábamos el himno y lo carros que pasaban por la rotonda Rubén Darío nos pitaban por la algarabía.

Llegamos a la parte trasera de la UNI, dónde nos metimos por un senderito que quedaba al lado de la Pizza Hut, de ahí agarramos para adentro y entramos a la UNI. Los guardias de ahí, bueno uno de ellos sacó su escopeta y la cargó quizás para intimidarnos o quizás no, pero a pesar de eso logramos entrar.

En ese momento estaba demasiado ansioso y empezamos a poner el puesto médico y a agarrar piedras para prepararnos.

10:30 AM

  • ¡AHI VIENE LA PESCA LOCO, AHI VIENE!
  • ¡VIVA NICARAGUA!
  • ¡MÉDICOO, MÉDICOO!

Todo se me hacía confuso, ante todos esos gritos, los morteros rugiendo y los pensamientos en mi cabeza. Después de unos minutos agarré huevos y agarré la piedra más redonda que encontré y algo pesada, corrí hacía la entrada de la Escuela de la Danza y solté la piedra con objetivo al represor. Hice eso repetidas veces y regresaba al puesto médico para recoger botellas de agua e ir a dejarla a los más cansados, luego de unas 3 horas de enfrentamiento el represor se replegó hasta llegar a Metrocentro, lo chavalos se apuraron y pusieron una barricada en el semáforo de la UCA, todo estaba lleno de piedras, cartuchos de escopeta y bombas de sonido cómo de gas pimienta, como las 11:00  o 12:30, no lo sé, en ese momento la noción del tiempo era incalculable para mí, nos avisaron que ya habían matado a dos personas y una de ellas era Álvaro Conrado.

Entre varios corrimos al portón que quedaba por el Estadio Nacional para dar apoyo en el enfrentamiento, pero cuando íbamos corriendo escuchamos cómo zumbidos de abejas y efectivamente, nos estaban disparando a matar y sin piedad. Ayude a unas 3 personas a llegar hasta el puesto médico, dos llevaban herida en los ojos y otro iba intoxicado por el gas pimienta.

A las 5:00 pm logré escapar por las partes traseras de la UCA con mi amigo DOM.

Al día de hoy siento que abril fue ayer y aún me cuesta dormir, estuve en la UPOLI y atrincherado en la UNAN.

Es 17 de marzo y no sé nada de mi amigo DOM, también me cuesta respirar, olvidar el llanto del herido, cantar consignas que llenen nuestros pechos de patria, la verdadera patria nicaragüenses, la patria azul y blanco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s