¿Unidad o separación?

2020 ¿Unidad o separación?

Escrito por: JC

Como el típico chavalo nicaragüense no soy de escribir sobre política, la unidad en tiempos de crisis como la que vive el país sobrepasa los límites de importancia que le damos a esta.

En mis redes me he reservado mis comentarios acerca de este tema, tengo seguidores que forman parte de la Alianza cívica por la justicia y la democracia y también seguidores de la Unidad azul y blanco, así que tomaré este espacio que me brinda Cultura Libre para dar mi humilde opinión al respecto.

Primero: ambas organizaciones políticas están formadas por seres humanos. Personas que al igual que vos y yo son propensos a cometer errores, conste que no estoy queriendo justificar nada.

Segundo: tanto la AC y la UNAB nacieron de formas distintas, no estoy consciente de si se repartieron tareas porque no formo parte de ninguna. Según tengo entendido la primera nace en el primer dialogo como propuesta de la Iglesia Católica.

Tercero: ¿Quiénes la conforman? AC: empresarios, sociedad civil y estudiantes (si omití a alguien me disculpan). UNAB: conformada por organizaciones de la sociedad civil, estudiantes y exiliados. Ambas recogen un gran número de nicaragüenses, no sé si lo suficientes para una elección, pero espero que sí.

Cuarto: ¿Agregarles partidos políticos? Esa es una gran duda que tienen muchos. Yo estoy consientes que en Nicaragua los partidos políticos no son oposición, son zancudos, pero así con todo el daño que han causado aún siguen teniendo seguidores y una base. Por lo tanto, si el objetivo ahora es sacar a Dany, deberemos trabajar de la mano con ellos si no ¿con quién?

Cinco: ¿Derecha o izquierda? Pensar en el 2020 que alguien es izquierda o derecha es una idea tonta. En la actualidad eso no existe, bueno solo en las pequeñas cabezas de los divisionistas e ilusos atrapados en el pasado. Acá lo único que se quiere formar y se debe hacer, es una gran unidad para poder apenas recuperar la democracia y libertad derechos fundamentales que ni siquiera tenemos.

Seis: ¿Querer un puesto público? ¡No tiene nada de malo! Aquí todos tenemos derechos, deberes y ambiciones. Yo puedo decir que quiero ser presidente y ¿qué? ¿Me van a quemar en la hoguera por expresar mis metas o sueños? ¿Será que estamos convirtiéndonos igual que Ortega?.

En conclusión, yo creo que si creemos que una organización o partido le está haciendo falta algo o se están equivocando en algo, es momento de entrar, de sumarnos y dar personalmente nuestro aporte al cambio. Dudo mucho que los dirigentes tengan el tiempo y las ganas de estar leyendo tweets o estados en Instagram o Facebook. Sumémonos a las organizaciones, inmiscuyámonos en el cambio y logremos esa soñada unidad que tanto anhelamos, Nicaragua nos necesita a todas y todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s