Si hay mujeres dentro de los partidos, y, ¿por qué están ahí?

Escrito por: Aura Aragón

Hoy deseo reflexionar sobre las mujeres y la razón por la que están dentro de los partidos, sus funciones, sus ideas, sus proyectos y sus enfoques.

Este año estoy cumpliendo 14 años de ser miembra oficial de un partido político. Hasta el año 2005, me mantuve al margen de toda actividad que  se pareciera en parte o en todo a la política. Sin embargo, tontamente dejé que otros y otras tomaran decisiones que me beneficiaban o me perjudicaban gravemente durante todos esos años, desde 1979, cuando cumplí trece y oficialmente me asignaron responsabilidades y deberes.

Entonces como mujer descubrí que había muchas situaciones de carácter social y familiar que iba a tener que enfrentar. Lo primero, en mi familia no lo iban a comprender, ni aceptar, en mis actividades laborales, la resistencia se hizo más tangible y patente. Y en mi grupo social, tampoco fue bien recibido. Y dentro de los hermanos y hermanas, en la iglesia, tampoco lo vieron con buenos ojos, porque las hermanas deben dedicarse en cuerpo y alma al Señor, y a los chismes, y a las oraciones y otras cosas mucho más etéreas que andar pensando en política.

Si, tuve que comenzar a analizar mi situación llena de picos y sierras, y también tuve que comenzar a hacer un análisis a conciencia del porqué deseaba estar involucrada en la política de mi país, si bien había pasado casi 40 años de mi vida, tomando micro decisiones en mi mundo particular y familiar.

Y fue en ese momento que descubrí que la decisión más sensata que podía tomar era involucrarme en la política, para poder lograr las transformaciones que necesita mi vida, el barrio donde vivo y la sociedad nicaragüense en su conjunto. Porque si yo no me involucro de lleno en las actividades partidarias, ¿quién más lo va a hacer? Claro, alguien más lo puede hacer, pero esas otras personas, van en busca de sus propios y mezquinos intereses y por eso estamos como estamos.

Claro que hay personas interesadas en la política, porque viven de ella, de más está decirlo de Nicaragua, donde todo y toda aquella que incursiona en la política ya va viendo los billetes de $100 (Sí, cien dólares americanos netos) relucir y salir por montones de todos los resquicios de sus bolsos y bolsillos.

Esos y esas son los que han estado durante cuarenta años, me dije mientras reflexionaba con la ficha de afiliación en la mano, han estado tomando las riendas del poder y ahora es el momento de darle un golpe a este timón que haga girar la rueda y cambiar el rumbo del estado de cosas actual.

Y así comencé a participar, opinar, cuestionar y reunirme con otros y otras miembros/as del partido. Y ahora han pasado nueve años y estoy sentada reflexionando, porque ahora que estoy adentro quiero más cambios, más trascendentales, más serios, más comprometidos con mi identidad de mujer y ciudadana. Y ya me gustó el asunto y ahora detecto inmediatamente cuando alguien viene por el dinero o viene por el futuro y el trabajo. Vamos, sí, el dinero es importante, pero la política no se trata de hacer únicamente dinero, se trata de sacar adelante un proyecto de nación, independientemente que tengamos o no el dinero, se trata de ser idealistas con inteligencia. No materialistas con intereses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s