¿Quiénes les creen a los documentales de la juventud presidente?

Escrito por: Katherine Reyes

Yo sabía que la gente de la Juventud Presidente era media neurona, oportunista, lame botas, con poca creatividad, borregos y muchos adjetivos más que sólo hacen de ellos unos zombis políticos, el caso es que he podido identificar a algunos de ellos en las dramatizaciones baratas que presentan en los canales oficialistas sobre la masacre del 30 de mayo del 2018, en la que más de 15 personas perdieron la vida, víctimas de una dictadura que pretendía hacerse la de oídos sordos y la de ojos ciegos ante una marcha de más de un millón de personas  con bandera azul y blanco en manos exigiendo justicia y democracia.

El asunto es que, los chavalos desocupados de la Juventud Sandinista venden su dignidad por unas cuantas monedas, en el mejor de los casos, porque cuando yo los conocí, la mayoría de ellos les regalaban su tiempo y su trabajo a Murillo.

A los chavalos de la Juventud Sandinista, no los odio, si de casualidad se le ocurre al régimen avisarme de periodista golpista, promotora de odio, desde ya les dijo: No los odio, ni deseo el mal para ellos, aunque así se lo merezcan, lo que si me provocan es tristeza y pesar, pues, están sumidos en un pantano movedizo que entre más luchan para salvarse más se hunden.

A la verdad, no he visto por completo el documental que produjo Juventud Presidente, no tengo que ver tanto cinismo junto.

Me pregunto si a los que participaron en las dramatizaciones para los documentales mentirosos, ¿les prometieron puestos en los canales de televisión oficialistas o si les pagaron su actuación de dos pesos con un gastado billete de doscientos córdobas y entradas baratas al Estadio Nacional de Béisbol? Nada nuevo, pan y circo, una de las estrategias del socialismo.

Probablemente esto no lo leerá ningún chavalo desocupado de la Juventud Sandinista. Pero como la vida te sorprende de vez en cuando, les daré un par consejos, quizás con su media neurona les alcanzan más de dos.

Primero, hay que estudiar: la educación no sólo te quita lo ignorante, sino que te abre los ojos y te enseña la diferencia entre el autoritarismo y la democracia.

Segundo, yo sé que en esta crisis 200 pesos no le caen mal a nadie, pero, ¡caramba!, recuerden lo que le pasó a Judas Iscariote, por si no han leído la Biblia, yo les resumiré, la cuestión es que el traidor de su maestro no pudo con la culpa de vender a Jesús y terminó ahorcado y reventado.

¡Ups! Cuidado comparten ese final todos los de la Juventud Sandinista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s