Paz herida

Escrito por: Fernando Ruíz

Lluvia metálica destroza la pared del templo. Dentro los chavalos graban en vídeo sus últimas palabras. Me siento jodido, con las manos árticas y las piernas de cemento. Una chica grita, corta mi transe, veo su brazo desbordar un río carmesí. Invadido por adrenalina, agarro mi mochila y me lanzó entre las bancas, aún temeroso de balas perdidas. Clava su dolor en mis ojos. Reviso si hay agujero de salida, confirmada mi fe le sonrío. Limpio su herida con agua y sacando un hilo de coser le susurro: paz, te voy a curar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s