#EducacionSinAdoctrinamiento

Escrito por: Katherine reyes

Basta de adoctrinamiento político.

Recuerdo que en primer año de la universidad tenía un profesor aburrido de dar clases al estilo CD- rallado, borracho de primera, por fortuna sólo tenía que soportarlo cuatro meses, con algunas ausencias los lunes a primera hora, por la resaca del día anterior. Este profesor era todo un caso.  No perdía la oportunidad de echarle flores al gobierno previniendo su inminente agonía.

Era un abril caluroso y bastante prometedor, todos hablamos del verano y sus posibilidades, con la molestia de la lectura fatigosa de largas historias de tratados de políticos corruptos que sólo mostraban lo poco inteligente que era nuestros dirigentes.

Nuestras reflexiones se interrumpieron cuando el profe malhumorado, malolientes y con mirada de zombi dijo:

Después de vacaciones venimos al examen, estudien el triunfo de la revolución sandinista porque ningún estudiante que no sea militante del frente sandinista merece ser parte de la UNAN-Managua.

Yo, con solo 17 años y con una mínima conciencia política me molesté como caricatura por la expresión, mis ojos se tornaron más grandes de lo que son y escuché un fino grito de chicharra que hacían vibrar mis oídos, inmediatamente codeé a mi compañera más cercana, reí de forma sarcástica y arrugué mis gruesas cejas.

Después de 8 años, esas palabras de aquel profe sapo aún resuenan en mi cabeza, me siguen incomodando porque aún en la educación primaria, secundaria y superior se continúa con el adoctrinamiento político.

Nicaragua en crisis económica, política, social, sumida en violaciones de derechos humanos y todavía con un sistema de intento de lavado de cerebro a los más pequeños. Basta de querernos manipular, engañar o tergiversar la verdad, no somos USB vacía, un estudiante de cualquier universidad pública merece una educación de calidad sin condiciones políticas y con garantías. No cualquiera aprueba un examen de admisión con una mediocre preparación en la escuela secundaria de la que muchos vinimos, no cualquiera aguanta cinco años de carrera universitaria prestándole dinero a sus compañeros para la ruta o para las copias, no es fácil hacer las tareas sin computadora o sin internet y sobre todo no es fácil escuchar orar a mamá pidiendo a Dios fuerzas para suplir las necesidades del hogar.

Recientemente miré en redes sociales, acrósticos absurdos alabando a Ortega y a Murillo, niños cargando retratos de los rostros demoníacos de los dictadores tal como si se tratase de santos, otros pequeños enarbolan las banderas de sangre y muerte del partido de gobierno.

Que falta de respeto a la patria y al pueblo nicaragüense, a los que sufrimos las consecuencias de abuelos terremotiados, padres mutilados y traumado posguerra e hijos asesinados por los Ortega-Murrillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s