Lo que conlleva ser Jóvenes en Nicaragua.

Escrito por: Mafalda

Tan cierto es lo que decía mi madre, ¡Chavalo disfruta tu niñez, no adelantes las cosas que cada una tiene su tiempo! Que tanta verdad en esa frase, porque cuando crecemos van apareciendo varias responsabilidades desde elegir nuestra carrera universitarias o lo que decidamos de grandes. Cada decisión que tomamos repercute positiva o negativamente en nuestras vidas.

Como jóvenes nicaragüenses nos enfrentamos a un montón de adversidades, si llegamos a culminar una carrera universitaria, que es un reto enorme formarte académicamente en este país, y ya cuando creemos que toda mejorara nos damos en la cara con la otra  realidad del campo laboral. Es una competencia por un puesto de trabajo y de seguir en la lucha de lograr nuestras metas y propósitos de vida, pero son pocos los jóvenes que logramos llegar a esto.  En nuestros países no hay suficientes fuentes de empleo y las empresas también no dan las oportunidades a recién egresados, y es ahí donde comienza otra travesía sacar miles de curriculum e ir a dejar a todas las empresas o mandarlos por correo, pero siempre piden experiencia de 3 a 5 años, con postgrados maestrías etc. EL programa de pasantías en Nicaragua es casi inexistente y si te dan la oportunidad es con una ayuda económica mínima y una carga laboral como que fueras un trabajador de planta y sin horarios flexibles.

Muchos jóvenes optan por irse del país a luchar y perseguir sus sueños que no podrán alcanzar si se quedan en Nicaragua, pero detrás de eso está decir un adiós a familia, amigos, pareja, a lo que conocemos aquí por ir a un mundo desconocido y en ciertos casos tampoco encuentran un puesto laboral de lo que aquí estudiaron. Pero si un empleo que cubren las necesidades de económicas para una vida digna. Pero en Nicaragua resolvemos y si no hay trabajo también se busca que hacer, pero de hambre no nos vamos a morir, he visto que los jóvenes han emprendido en diversos negocios que les den ganancia por mínimas que sean, desde hacer pulseritas, tiendas artesanales, comideras, entre otra diversidad de pequeños negocios, de verdad me asombra mucho la creatividad y la ganas de salir delante de muchos jóvenes. Hay ciertos programas que ayudan al desarrollo y crecimiento de estas iniciativas, pero no se enfocan en juventud, en donde la mayoría de la población en Nicaragua es joven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s