El Carmen, Florencia.

Escrito por: Francisco Medrano

Todos los caminos de Nicaragua, conducen siempre a la chureca.

                                    Iván Uriarte.

A la 6 de la tarde

entre las líneas que dividen

la calle de la UCA.

 

entre rótulos de los santos de los últimos días
que se disputan la propiedad de Nicaragua.

 

siento al sapo, al oreja, a la piltrafa que vive de lo que arrojan

pendiente de mi discurso para luego tacharme de equivocado

y de disparado porque no estoy mamando la teta.

 

Este remedo de policía del pensamiento

pulula entre los rincones y exteriores de las pocilgas

donde confabulan para seguirle sacando sangre a los indefensos,

 

Almas sin rostros

deambulan por calles donde me encuentro

donde me detengo,

donde no existo,

aunque pienso.

 

Las rutas pasan desbordadas a mis costados,

coloquialmente, me saludan:

 

-“Apartate hijueputa”

 

Todo es un caos.

 

En una esquina, una masa de tejidos,

sangre estancada, olor a vómito vistiendo de azul casi negro

sostiene un rifle

por horas

por hora y por horas

se le explotan las varices

como a las viejas de los rezos de la Santa Cruz,

 

ausente del bullicio, su mente se pierde

en la imaginación del mensaje que recibió,

pero que no contestó,

porque Claro se le bailó el saldo.

 

Alguien roba, alguien violenta el precepto jurídico impuesto,

 

Yo sigo entre líneas,

estoy con otros

pero nadie conmigo.

no soy apto para opinar sobre el tema

seguro mi comentario será sobre esta crisis institucional

y su respuesta será:

 

-“Solo mierdas hablás”.

 

Todo es un caos,

 

No nos fijamos si el viento mueve las hojas de los árboles

nos cegamos por las luces

de bombillos productores de oxígeno.

 

Todo es un caos.

 

Aunque aborrezca la servil autoridad que hace posta aunque llueva,

haga sol, haga hambre,

aunque la nana esté enferma y él no tenga ni para una pastilla

pues el Seguro cortó el suministro de medicamentos

 

Lo reconozco como mi hermano,

 

(No me le acerco,

es un guardia de nuevos ricos,

y todo lo que pienso, siento

o platico lo hago en voz baja).

 

Aunque lejos de él esté la dignidad y la esperanza

pues es ultrajado y mal remunerado

al igual que todos los que cogemos buses en la parada de la UCA

y llevamos en los bolsillos desempleos

en los ojos la desgracia

por el sol

por el hambre

por el frío

y el turqueo

en transnacionales que nos explotan

nuevos algodonales

nuevas bananeras.

 

 

 

Mientras, en casa de vuestra señora de Médici

se deleitan con dulces banquetes,

manjares exquisitos,

espumosas bebidas espirituosas,

aperitivos importados para todos sus

honorables aduladores,

eruditos de la paz, el bien y la justicia

que deleitan el caviar.

 

Hay un caos,

 

Pero entre el caos,

se devisa el progreso.

 

Ya no solo somos potencia mundial

en el hambre y el desempleo.

 

Hoy somos vanguardia y punta de lanza

de la alta costura en pasarelas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s