¡Nicaragua ya no se volverá a dejar!

Escrito por: Lylliam Hernández

Siempre había visto de largo aquellas marchas o protesta que se realizaban en mi país, nunca me había involucrado porque estaba demasiado joven y desinteresada, sin embargo este año decidí ser participé y no solo quedarme viendo a través de un televisor y lamentarme por lo que sucedía.

Todo comenzó desde que se realizó un platón pacífico en las instalaciones de la UCA por el incendio de la Reserva de Indio Maíz, fue tan emotivo ver como los jóvenes llegaban por defender los derechos y que se hicieran las acciones necesarias para salvar el pulmón de Centroamérica, fue entonces que me dije “tengo que apoyar”. Ese mismo día la Juventud Sandinista estaba haciendo un festival de cultura, también relacionado con el tema de Indio Maíz pero ellos estaban celebrando, no estaban luchando por el medio ambiente.

A los dos días se convocó una marcha que iba de la UCA hacia la Asamblea Nacional pero igual surgió una contramarcha que se iba a reunir en la UNI hacia la asamblea,  entonces nos dispusimos a esperar a que pasaran por la UCA. El mar de gente nos pasaba provocando, pero en la UCA estaba la gente de verdad, a la que no les habían pagado nada y la que estaba dispuesta a luchar. Una vez que pasaron nos decidimos ir a la Plaza de las Victoria. No teníamos ni 3 minutos de haber llegado cuando ya estaban los policías con armas donde los jóvenes que participábamos en esta marcha solo llevábamos pancartas, pitos y nuestras consignas. Llegaron los antimotines a sacarnos de ahí, todo el mundo tenía miedo y enojo, golpearon a mujeres, señoras y jóvenes; ese día pudimos palpar la verdadera opresión que el gobierno nos había tenido desde hace mucho tiempo. Sentí tanto enojo, euforia y recuerdo que comencé a gritar “OPRESORES”

Todos los jóvenes se sintieron tan indignados por ese ataque, días después salió a la luz el nuevo decreto presidencial de las nuevas reformas al INSS, ya que se encuentra en bancarrota por los diversos prestamos que se han realizado y las grandes corrupciones en el país. El nuevo decreto trataba de aumentar el porcentaje de pago y a esto agregaron el pago de los que ya se encontraban jubilados, así que pasó el INSS Laboral de 6.25% a 7% el INSS Patronal de 19% a 22.5% y el 5% de jubilados esta última con el fin de brindar una mejor atención médica a los ancianos.

Y fue ahí donde Nicaragua  se quedó en un estado de indignación y enojo, se convocó a una nueva marcha el día miércoles 18 de abril del 2018 en Camino de Oriente, cuando íbamos de camino a eso de las 5:10pm vimos los primero en vivos en Facebook de jóvenes que eran atacados por la Juventud Sandinista y Turbas Sandinistas. Vi cómo la gente corría, tenían miedo y fueron agredidos con piedras, palos, cadenas, alambre y golpes. Al llegar al lugar todos teníamos miedo, nadie quería ser golpeado o lastimado pero después comenzamos a ver cómo nos íbamos formando poco a poco por las orillas de la carretera y ver el gran número de jóvenes y unos cuantos de las turbas y Juventud Sandinista y en mi mente pasó el pensamiento “¿por qué tenemos miedo si nosotros somos más?”.

Al pasar los minutos se decidió que camináramos hacia la UCA para evitar algún ataque o violencia hacia cualquiera que estuviera ahí, de camino a la Universidad Centroamérica vimos cómo venían policías antimotines y nos acorralaron en un cordón donde no pudiéramos salir y del otro extremo estaban la Juventud y las Turbas Sandinistas; me entró un miedo que dije bueno aquí quedé. Pero en eso un grupo dijo vámonos por el cauce que sale atrás de la Centroamérica y empezamos a entrar y salimos por ahí. Luego de camino a mi casa y con unos amigos que me estaba dando un aventón a Masaya todavía pude ver como la policía estaba golpeando a las personas que no tenían armas. Llegando a Galerías vi como un grupo de chavalitos entre las edades de 15 a 18 años estaban golpeando y lanzando piedras a un joven, mi primer instinto fue ayudarlo, parqueamos el carro y le gritábamos al muchacho ¡móntate, móntate! Así lo salvamos de ser más golpeado por esos jóvenes.

El jueves 19 de abril del 2018 a primeras hora de la mañana  las universidades UCA, UNI, UNA y UPOLI estaban protestando pacíficamente, cuando fueron atacados por antimotines y Juventud Sandinista, luego fueron arrestados, golpeados y lo peor ASESINADOS a sangre fría. En el primer ataque a la UNA, alguien perdió el ojo, luego vinieron las muertes en la UPOLI. Este día me puse a llorar de ver todo, primero porque yo fui a la UPOLI ese día a entregar agua y vivires.  Recuerdo que esa tarde estaba un grupo de personas incitando a que se fueran a casa, que no se expusieran pero los estudiantes dijeron NO, NOS QUEDAMOS DEFENDIENDO, NO TENEMOS MIEDO.  Al llegar la noche veo en las redes sociales el primer muerto de un joven de la UPOLI asesinado por arma  de fuego en el  cuello. Miraba todos los videos y cada uno más fuerte de la masacre que pasaba, luego otro muerto en la cuidad de Tipitapa. En ese momento sentía enojo, tristeza y lloré. Cómo podían estar matando a personas, ese día traté de dormir pero simplemente no pude.

Viernes 20 de abril del 2018, muy temprano comenzaron las protestas en las universidades, se suspendió el trabajo, pero mi compañera de  y otros jóvenes nos organizamos para ir  a entregar víveres a la UPOLI. Después de todo el ataque que habían pasado, cuando nos disponíamos a ir en los 2 vehículos con todos los víveres, nos  detuvo  la Policía Nacional queriendo confiscar todo lo que llevamos pero nos enllavamos en el carro solo nos amenazaban que nos iban a quebrar el vidrio ellos portaban armas de fuego creo que eran AK, el otro vehículo si fue asaltado y les quitaron todo. Yo grave con mi celular y les gritaba LADRONES,  VENDIDOS, SINVERGUENZAS. Al final me decidí ir a mi Masaya a ver si podía ayudar ahí, con una amiga que es doctora recolectamos medicamento y agua. Nos decidimos irlos a dejar a Monimbó. De ahí nos ofrecimos como voluntarias para atender heridos e ir a dejar agua casi cerca de donde estaban los conflictos.  Ese día en Masaya hubo luto le dispararon a 2 personas uno de ellos un joven de tan solo 16 años, se llamaba Abraham. Y cientos de heridos más. Atendimos a personas con heridas de charneles, rajados de cabezas, heridas en el pecho, entre otras. Fue tan lastimoso ver el dolor y aun así el coraje de estos jóvenes que a pesar de estar expuesto a una muerte segura o heridas graves ellos tenían esa fuerza de seguir y de no dejarse.

Sábado 21 de abril del 2018, continúan en Masaya, los ataque se habían replegado a otras zonas y las muertes seguían, este día murieron 3 personas. Una de ella un joven llamado  Álvaro Gómez hijo de un ex guerrillero que perdió su pierna en los 80´s. Los heridos eran más y jóvenes capturados por la policía. Ese día se atendieron a 12 personas por heridas leves y uno de gravedad impactado por una bala de goma en la mandíbula, siendo esta destrozada completamente.

Ese mismo día el presidente Daniel Ortega salió en los canales dando un decreto de anulación a la reforma del INSS. Sin embargo los ataques continuaron. Oscureció y en las calles aún se olía a guerra, a muerte y dolor. Creo que nadie se disponía a dormir sin estar pendiente de todo.

Domingo 22 de abril del 2018, amanecimos con las noticias de saqueos por toda Managua, especialmente en los supermercados y centros comerciales. Fue el mismo gobierno que montó todo el teatro de los saqueo para propagar miedo y confusión a la ciudadanía e igualmente desviar la mente de los ciudadanos y así ellos seguir matando a los estudiantes y pobladores. Ese mismo día en la noche la UPOLI sufrió otros ataques de la Policía Nacional y el supuesto falso secuestro de Telémaco Talavera.

Lunes 23 de abril, se realizó una marcha donde fue convocada Managua y sus alrededores de Metrocentro a la UPOLI. Donde acudieron miles de nicaragüenses indignados con  todos los sucesos que se venían dando en el país.  Apoyando a los estudiantes y pidiendo que se respetaran sus derechos. También salieron pequeñas marchas en diferentes municipios del país.

Martes 24 de abril, La cifras de muertes en el país seguía en aumento, los familiares buscando en las cárceles y hospitales a desaparecidos. Nicaragua en caos, familias llorando, desesperados y nadie les daba respuesta.

Ahora bien me pregunto ¿Qué va a pasar ahora? ¿Se van hacer cargo los responsables, los que dieron la orden de matar? Y ¿Si hubieran sido sus hijos? ¿Cuánto dolor causaron a familias? ¿Por qué tantas mentiras? Cabe señalar que Daniel se ha convertido en el dictador. Le ha causado mucho daño el poder que no lo puede dejar. Ha acabado con todo el dinero de Nicaragua en los caprichos de sus hijos, se han apoderado de todo: medios de comunicación, gasolineras, empresas eléctricas, etc.

¿Qué más quieren?  Aún no sabemos en qué va a parar esto, las represiones cada vez son más fuertes, pregonan paz y amor y mientras salen al aire ya se ven ataques en cualquier punto de Nicaragua. ¿Cómo es posible que nos quieran engañar? ¿Cómo utilizan a personas para hacer las masacres? Y lo peor de todo ¿Cómo los nicaragüenses se prestan a matar a otros nicaragüenses?  Si somos hermanos de la misma patria.

Toda esta situación me conmueve, me dan tantas ganas de llorar al ver esos videos de muertes, de golpes, de saber por amigos que fueron capturados por la policía los que vivieron las torturas, los golpes y el miedo en esas cárceles, Ni a los propios delincuentes creo que los tratan así, por qué al pueblo si, solo porque no estamos de acuerdo con sus ideales, porque queremos defender nuestros derechos. No podemos seguir con un líder que no nos escucha, que solo su decisión es la única que existe.

Cómo se ha burlado de toda la Constitución Política de Nicaragua y todos los procesos que se tienen que seguir para tomar una decisión. ¿Dónde están los magistrados, diputados y funcionarios que pueden detenerlo?  Así ya sé, están vendidos, son todos unos corruptos que solo quieren tener poder y dinero.

Leí un pensamiento de José Mojica ex presidente de Uruguay: “Hay gente que adora la plata y se mete en la política, si adora tanto la plata, que se meta en el comercio, en la industria, que haga lo que quiera, no es pecado, pero, la política es para servir a la gente” y con esto termino, si los políticos tuvieran muy claro esto creo que todo fuera mejor, aunque debemos de ser realista la corrupción está por todos lados es algo de no acabar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s