Calamidad

Escrito por: Francisco Armas.

 

Irremediablemente, estábamos a punto de morir de hambre,

El agua se agotaba: los ríos se secaban, los peces eran capturados,

Y la vida, como si de una llama se tratara,

Se apagaba lentamente.

El aire era denso, se sentía  contra mi cuerpo

Como si fuera una espada atravesándome.

Aquí, justo en mi planeta, ya no crece la hierba

Y ya no puedo oler, ni ver más flores,

Mi piel, mis pulmones, mi pelo y mis uñas:

Todo necesita refracciones,

Desde que no respiro más que polvo,

Soy como una carcacha descompuesta,

Inundada de decepción y ansiedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s