El desamparo de sus padres no fue un obstáculo

Por Jorlene Gómez

Hace un año que Yasmir Alexander Chamorro Gutiérrez, no ve a sus padres, ellos emigraron a Costa Rica buscando una mejor calidad de vida, esto ha obligado a Chamorro de apenas 12 años a trabajar en fincas para ganarse un plato de comida, a pesar de esta situación sigue adelante con el sueño de volver a ver sus padres.

Yasmir Chamorro es un niño de apariencia delgada y una piel quemada por tanto exponerse al sol en su trabajo, cursa tercer grado de la primaria, todos los días se levanta a las 5 de la mañana para irse a clases, porque tiene que caminar 1500 metros para poder llegar a la escuela. “Me gusta mucho dibujar y jugar fútbol” afirma Chamorro, pero tiene que cambiar el juego por el trabajo para poder comer.

Chamorro ahora está prácticamente viviendo en la finca en donde trabaja, pues él ahí come y duerme, tiene 3 semanas de estar en la finca los ángeles, que queda situada en una comunidad rural en Granada, rodeado de gente que lo ha ayudado.

Al recordar a sus padres en su cara se nota la tristeza para Yasmir Chamorro pues sus padres se han olvidado de él, ya que desde hace 10 meses no sabe nada de ellos y está consciente que su único futuro es el de estudiar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s