Formación vs. Desempleo

Por: Nathanael Vásquez – Tre, Ms.

¿Cómo nos ayudaría una carrera alternativa a disminuir el riesgo de desempleo al graduarnos?

En 1812 fue fundada la primera casa de estudios terciarios en el país, la Universidad Autónoma de Nicaragua, entonces el acceso a ella era para unos pocos privilegiados, hoy doscientos años más tarde, en el país existen más de 50 universidades. Pero aun así el acceso a estas es para unos pocos, debido a diferentes obstáculos que se le presentan a miles de jóvenes; varios de ellos ligados a la realidad socioeconómica del país, en la que la precariedad de la vida exige a los jóvenes abandonar la formación secundaria o primaria para poder llevar algo de sustento a sus familias, dando como resultado un bajo nivel de escolaridad y en algunos casos una educación deficiente, lo que no permite que estos puedan continuar su formación.

“¿Qué sucede con aquellos que sí logran acceder a las universidades?”

Pero ¿Qué sucede con aquellos que sí logran acceder a las universidades y con éxito logran graduarse de ellas? Esos pocos jóvenes que logran finalizar esta etapa se ven ahora en la zozobra ocasionada por la dura realidad del país: -el desempleo-
Es aquí donde ellos mismos empezarán a cuestionarse por qué no han logrado emplearse en alguna empresa, o al menos lograr una pequeña iniciativa de autoempleo; siendo sus respuestas el país no brinda las oportunidades necesarias o no existen muchas empresas que demanden la cantidad de personas que se gradúan anualmente de las universidades, pero ninguno de estos se detuvo a pensar en otros aspectos como si en realidad la formación que recibió en X carrera era la idónea para que alguna empresa lo contratase, o si realmente la carrera que curso está siendo demandada por el mercado laboral.

He aquí uno de los errores más comunes que cometemos los jóvenes, el de no detenernos un momento y ponernos a pensar en si realmente lo que estudiaré o estamos estudiando nos permitirá conseguir un empleo recién nos graduemos. Por esto, ahora que estamos en el proceso de formación debemos obligatoriamente detenernos un segundo y pensar en las realidades del mundo laboral y cuestionar lo siguiente:

¿Cuántas personas ingresan por primera vez y se gradúan anualmente de X carrera?, ¿Cuál es la cantidad exacta que existe de profesionales en el país de X rama?, ¿Cuál es la cantidad de profesionales que las empresas contratan anualmente?, ¿Qué es lo que hoy están demandando las empresas? o ¿qué sectores son los que hoy en día están creciendo cada vez más? Tenemos que ser conscientes y ver que hay ciertas carreras que serán constantemente demandadas, pero estas se encuentran limitadas a la cantidad de vacantes que puedan cubrir los empleadores en determinado tiempo.

“¿Por qué no han logrado emplearme en alguna empresa?”

A vista de las situaciones planteadas y algunas de las particularidades que afectan a los recién graduados a encontrar empleo, podríamos considerar algunas alternativas de formación que se encuentran en nuestro entorno y que por alguna razón las hemos obviado. Por ejemplo, hoy en día el avance y desarrollo de nuevas tecnologías han permitido la creación de nuevos nichos laborales, y con la gran particularidad en que estos nichos exigen profesionales que son graduados en determinadas carreras, que las misma empresas gestionan para adecuar de una forma más rápida al futuro trabajador, otra alternativa que encontramos en estos nichos puede ser el autoempleo mediante la innovación y desarrollo de nuevas ideas que permiten el avance y desarrollo de nuevas tecnologías, por lo que incursionar en formación de este tipo te permitirá tener un porcentaje aún menor de caer en el desempleo.

“Autoempleo, Innovación y Desarrollo”

Otra alternativa que encontramos son las ligadas al desarrollo sostenible y el medio ambiente, ya que hoy en día las empresas buscan de una forma u otra aumentar la eficiencia de sus procesos de producción y a la vez tratar de disminuir el impacto negativo que estos procesos puedan ocasionar al ecosistema, por lo que podríamos ligar las carreras verdes a un alto nivel de demanda laboral a nivel nacional.

Pero si te encuentras limitado por tiempo o recursos para aplicar a alguna carrera universitaria, no tienes por qué tirar la toalla fácilmente, ponte a pensar y recuerda que existe una alternativa más accesible y con un plus de ventaja ante los estudios superiores, hablamos de la formación técnica, una área de la educación que ha sido calificada como un símbolo de inferioridad profesional, pero no es así, al contrario hoy en día este tipo de formación te coloca directamente en el terreno laboral, para que mediante la experiencia y la teoría te familiarices de una forma más rápida a tu futuro empleo; y uno de los plus que lleva esta formación es que hay muy pocos egresados de la formación técnica, por lo que son muy demandados por las empresas e instituciones.

“El plus de la formación técnica”

Estos son unos pocos ejemplos de las alternativas formativas que podemos encontrar para disminuir el riesgo de desempleo en un futuro, pero recuerda toma un momento para comprender el estado laboral del país y recuerda que son muchas las alternativas formativas que te pueden ayudar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s