¡Qué friegan!

Por: Javiera Corea

Posiblemente muchos de ustedes estén pensando que todo este movimiento social que trabaja por la preservación del medio ambiente, lo único que logra con sus acciones es ruido con toda la publicidad usada para enseñarnos como cuidar el medio en el que vivimos, sobre todo el natural o quizás pensaste que todos esos esfuerzos de los movimientos ambientalistas han tenido resultados muy limitados, irrelevantes o innecesarios.

También me sumo a los que han pensado que nada de lo que hacemos diariamente afecta catastróficamente el medio ambiente como esos (locos y alarmantes) ambientalistas han tratado de hacernos creer.

Nos han dicho que el calentamiento global es culpa nuestra y que las consecuencias desagradables del fenómeno en cuestión, las tenemos bien merecidas por no haber tomado las precauciones mínimas para conservar nuestro planeta tal y como nos recibió cuando nuestra especie empezó a habitarlo hace casi 200,000 años.

Estas personas dicen que el desarrollo desmedido y la ansiedad por consumir en cantidades absurdas todo lo que ven, adquirida por culpa del mismo desarrollo, que es el principal factor de nuestra depredación ambiental.

“¡Y ahora resulta que ser ambientalista está de moda!”

Esa ansiedad se traduce en un aumento brutal de la demanda de productos, algunos útiles, la gran mayoría inútiles para nuestra supervivencia. Para satisfacer esa demanda, la oferta debe ser tan variada, tan completa y erróneamente cero ecológica.

“Como esos (locos y alarmantes) ambientalistas”

¡Y ahora resulta que ser ambientalista está de moda! Además ser vegano es una tendencia en aumento. Pues, llegué a una conclusión, yo diría que bastante sensata, que la gente que se dedica en lleno a hacer conciencia sobre la gravedad del comportamiento humano con la tierra y de lo irreversible que es el daño que todos, sin exclusión, hemos provocado daño a la tierra, el único planeta que hemos habitado y que podemos habitar. Si alguno de ustedes aún sigue pensando que estos locos exageran con lo que dicen o creen que lo que hacen no logra resultados memorables, pónganse a pensar en lo fútil que es adoptar una moda (porque las modas son transitorias, creo) y las convicciones perduran, así como tristemente persisten los daños que le provocamos ustedes y yo a la tierra, el único lugar donde podemos vivir.

“Las modas son transitorias, las convicciones reales perduran”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s