Nosotros

Por: Netzahualcóyotl

La libertad de Asociación es un derecho fundamental de todos los nicaragüenses inscrito en la Constitución Política como parte de los derechos, deberes y garantías del pueblo Nicaragüense. Así se establece que todos, sin discriminación alguna, tenemos derecho de constituir organizaciones cuyo fin sea lograr la realización de nuestras aspiraciones según nuestros intereses, siempre y cuando, las acciones estén dirigidas a la construcción de una nueva y mejor sociedad.

La libertad de asociación nos da la libertad académica o estudiantil, que es la libertad de enseñar y debatir sin verse limitado por doctrinas instituidas, la libertad de llevar a cabo investigaciones y publicar los resultados de las mismas, la libertad de expresar libremente la propia opinión sobre la institución o el sistema en el que se trabaja, la libertad ante la censura institucional y la libertad de participar en organizaciones profesionales o académicas representativas. Todo el personal docente de la enseñanza superior deberá poder ejercer sus funciones sin sufrir discriminación alguna y sin temor a represión por parte del Estado o de cualquier otra instancia.

La libertad académica y sus ideas son como un derecho irrenunciable para cada uno de nosotros y teniendo la libertad de elegir nuestro propio camino de estudio sin obligación alguna. Lamentablemente, el enemigo más acérrimo de la libertad académica es el autoritarismo y el personalismo, viéndose como una amenaza inmediata a la autoridad estudiantil, principalmente en nuestra alma mater.

La gesta estudiantil se forzó a inicios del Siglo XX a través del Movimiento de la Reforma Universitaria en Córdoba, Argentina, iniciado por protestas y reclamos contra las decisiones arbitrarias de las directivas universitarias. Transformándose así, en una rebelión total del estudiantado reclamando la Autonomía Universitaria y la participación estudiantil en sus directivas. Una vez reconocida en 1919, este movimiento se extendió por toda América, incluyendo Nicaragua.

En 1950 empezó el Movimiento de la Autonomía Universitaria en León culminando con la firma del Decreto de la Autonomía Universitaria No 58, el 25 de Marzo de 1958. Al año siguiente, el 23 de Julio, los mismos estudiantes fueron masacrados por la Guardia Nacional por exigir mejoras en la educación superior. Sin duda alguna, la Universidad de León fue un semillero de prominentes luchadores de la causa no sólo local, sino a nivel nacional.

A partir de entonces, los estudiantes han sido el motor político de las clases

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s